Reclamaciones bancarias online
La guía rápida sobre la cláusula suelo

La guía rápida sobre la cláusula suelo

SHARE
, / 1704 6

Editor's Rating

9
10 Importancia
8 Utilidad de la guía

 

El Euríbor sigue bajando, pero yo sigo pagando lo mismo por mi hipoteca¿Es normal?

 

No. Si tu hipoteca está referenciada al Euribor y no te estás beneficiando de la bajada de tipos de interés, seguramente es debido a que firmaste una cláusula suelo en tu préstamo.”

 

Está es la primera respuesta, a las muchas preguntas  que nos formulan los clientes que han acudido a nuestras oficinas a informarse. En el último mes hemos atendido más de 500 solicitudes entre visitas, llamadas y correos electrónicos. Se están interponiendo en los Juzgados Mercantiles de Barcelona unas 200 demandas a la semana. Y en nuestra opinión, esto no ha hecho más que empezar.

 

Las dudas que principalmente nos plantean son las siguientes:

 

Creía que había firmado un préstamo a tipo variable y no es así.¿Qué debo hacer?

 

Nosotros recomendamos dos cosas:

En primer lugar y  a la mayor brevedad posible,  interponer la demanda ante los juzgados de lo mercantil correspondientes.

En segundo lugar, y con independencia de la reclamación judicial, creemos que se debe de realizar un  escrito de queja ante el Servicio de Atención al Cliente (SAC) de la entidad  financiera ante la que se pretenda la nulidad.

 

Nuestra experiencia nos permite afirmar que en la mayoría de los casos responden negativamente  a la petición del cliente ante el SAC, por lo que consideramos que es tiempo perdido si únicamente acudimos a ésta vía. No obstante,  la  contestación negativa a erradicar la cláusula suelo por la vía extrajudicial, no beneficia  a la entidad financiera en sede judicial. Suele ser una carta tipo y nada tiene que ver con las circunstancias que relatan los clientes sobre cómo suscribieron el préstamo. Inclusive en ocasiones de forma verbal  en la sucursal les han comunicado que su pretensión prosperaría, para pasados unos meses recibir finalmente la negativa de la entidad. Es por ese motivo que entendemos que hay que hacer ambas cosas. Pero cuánto antes acudamos a la vía judicial, antes podremos ver nuestra pretensión cumplida.

 

¿Por qué motivos se anula la cláusula suelo en los tribunales? El TS hizo una lista con varias de las motivaciones que pueden conducir a considerar la cláusula suelo como no transparente  y por lo tanto nula. Son 6 motivos: “ a) La creación de la apariencia  de un contrato de préstamo a interés variable en el que  las oscilaciones a la baja del índice de referencia, repercutirán en una disminución del precio del dinero b) La falta de información suficiente de que se trata de un elemento definitorio  del objeto principal del contrato c) La creación de la apariencia de que el suelo tiene como contraprestación inescindible la fijación de un techo d)Su ubicación entre una abrumadora cantidad de datos entre los que quedan enmascaradas y que diluyen la atención del consumidor e) La ausencia de simulaciones de escenarios diversos, relacionados con el comportamiento razonablemente previsible del tipo de interés en el momento de contratar, en fase precontractual f)Inexistencia de advertencia previa clara y comprensible sobre el coste comparativo con otros productos de la propia entidad.

 

No obstante no se trata de una lista tasada. Cuidado,  esto no debe confundirnos. Averiguar si un consumidor ha sido perfectamente informado no dependerá de cumplir con  todas y cada una de las causas del listado. El Tribunal Supremo así lo entiende  y de hecho  lo expuso en su Auto de Aclaración de fecha 3 de junio de 2013 cuando explicaba que estos 6 motivos son circunstancias que se enumeran como parámetros para formar un juicio de valor abstracto. “No se trata de una relación exhaustiva de circunstancias a tener en cuenta con exclusión de cualquier otra. Tampoco determina que la presencia aislada de alguna, o algunas, sea suficiente para que pueda considerarse no transparente la cláusula  a efectos de control de su carácter eventualmente abusivo.” Por lo tanto, no hay una fórmula que pueda llevarnos a un formalismo tasado y decretar la cláusula no transparente y nula.  Se deberá  revisar  si  el consumidor pudo adoptar su decisión económica  después de haber sido informado  cumplidamente sobre el efecto, la trascendencia y la incidencia de la cláusula suelo en su contrato.

 

¿Acudo a una demanda colectiva o es mejor que interponga una acción de forma individual? En la sentencia del TS 241 de 9 de mayo de 2013 decretó la nulidad de las cláusulas suelo  de BBVA , Cajas Rurales Unidas y NCG. Pero no condenó a la devolución de las cantidades incorrectamente liquidadas con carácter retroactivo.

 

Nuestro equipo jurídico entiende que habrá que ir caso a caso, si lo que queremos es solicitar la devolución de las cantidades abonadas incorrectamente.

 

Entonces ¿Puedo pedir que me sean devueltos los importes que aboné indebidamente con el pago de la cuota de mi hipoteca? Sí. De hecho en el 90 % de los casos en los Juzgados Mercantiles, esta pretensión prospera de forma individual. Los importes devueltos oscilan entre los 2 mil y los 12 mil Euros.

 

El TS entendió que no procedía la declaración de irretroactividad porque la devolución de tales importes “generaría el riesgo de trastornos graves con trascendencia  al orden público económico”, pero  los Juzgados Mercantiles entienden que si una cláusula es declarada nula, se debe entender por no puesta. Y  por lo tanto, la devolución de importes por demandas individuales no implica desembolsos tan elevados y no afecta al orden socioeconómico de una forma tan abrupta como en el caso de una demanda colectiva.

 

Existen muchas otras dudas, como la creencia de que al firmar ante notario el préstamo esta correctamente suscrito. La carga de la prueba  para acreditar si el cliente fue ampliamente y correctamente informado corresponde a la entidad financiera y eso nada tiene que ver con que la firma del préstamo se hiciera ante fedatario público.

Del mismo modo también hay particulares que nos preguntan que sí se beneficiaron durante un tiempo de la bajada de  interés, hasta llegar lógicamente a su suelo hipotecario, ya no pueden pedir su anulación. Tampoco es cierto. La cláusula es nula y no queda subsanada por el mero hecho de haber permitido al consumidor beneficiarse de parte de la bajada de los tipos de referencia.

 

En última instancia, el mejor consejo evaluar de la mano de un profesional qué alternativas y qué costes supondrá interponer un pleito para solicitar la nulidad de la cláusula. El  importe medio  abonado  de más en una hipoteca con cláusula suelo  de 150 mil euros a 30 años,  suele estar entre los 500 y los 2300 Euros al año.

Vale la pena invertir tiempo y esfuerzos en hacer frente a los costes que supone la defensa jurídica de nuestros intereses frente a las entidades financieras.  El coste queda recuperado en muchas ocasiones en menos de un año, y desde luego se ve superado con creces si además nos devuelven aquello que pagamos de más indebidamente.

 

6 Comments

Leave a Reply